Ese es Noval

Javier García – Promoción 85

Mi nombre es Javier García, pertenezco a la Promoción del 85, la misma que José Ramón Noval Blanco.

Ahora que me he presentado, pero sobre todo, han pasado días que me permiten estar sereno, dejando a un lado la rabia e impotencia de los primeros momentos, puedo escribir unas líneas hablando de un amigo.

Como afirmaba, soy compañero de Noval desde los inicios en el Colegio, hasta la finalización de nuestros estudios en el mismo. He compartido horas de clase durante muchos años. Así mismo, comenzamos juntos, en el curso de 5º de EGB, nuestra pasión por el balonmano. Deporte que practicamos durante toda nuestra etapa educativa, decantándose finalmente él por la de entrenador. Como se puede ver, el tiempo que hemos pasado juntos es considerable.

También he seguido manteniendo la relación, cuando mi hijo ingresó en el Colegio y posteriormente optó por practicar nuestro mismo deporte.

Durante el tiempo que he tratado a Noval, no he podido ser capaz de reprocharle nada que afeara su conducta. Al contrario, siempre tuvo un espíritu noble y bueno que hacía vislumbrar en él, por donde transcurriría su vida. Algún que otro compañero de clase, superó los exámenes de Química, gracias a las clases extras que daba.

Cuando conoces que a un amigo le ha pasado algo, sientes un desajuste interior que procuras controlar. Pero si te enfrentas a una situación como la que está pasando, la impotencia te va llenando de rabia.

Desgraciadamente los humanos tenemos gusto por saber de las vidas ajenas y opinar sin conocer de ellas. Además, hablamos de oídas, lo que nos lleva a la calumnia, que es peor que la mentira, pues pretende hacer daño.

El primer golpe que recibo es cuando me llaman para informarme que han expulsado a un profesor del Colegio. Me dicen que es Noval, ante mi sorpresa y negación a creerlo, me llaman más tarde para confirmarlo y añaden que es por acoso. El segundo golpe, acoso

Bien, pues desde ese momento los golpes se suceden, empezaron a llegarme más motivos, cada uno diferente y repugnante: abuso, vejaciones y demás. Unos , conocedores de mi amistad con Noval, venía a saber, otros, directamente me decían lo que se comentaba. A todos respondía que no podían ser esos los motivos, no en Noval, rotundamente no.

Con el transcurso de los días, aparece una comunicación por parte del Colegio. Si antes defendía a un amigo, ahora tenía más capacidad de defensa. La nota no tenía justificación alguna y su contenido menos. Mis temores se confirmaban: hechos no constitutivos de delito; conducta que no se corresponde con el ideario del Centro; expulsión al finalizar el curso. Mientras, también me iban llegando acciones que el Colegio realizaba.

Afortunadamente un grupo de ex pupilos, formaron un grupo de apoyo. Con una sola intención, demandar al Colegio, a través de la Asociación de Antiguos Alumnos, una explicación real del cese.

Primero recogimos apoyos entre quienes lo conocemos, que fueron debidamente presentadas, para pedir esa reunión con el Centro. Se nos negó la ansiada reunión. Buscamos posteriormente, que personas ajenas a la Asociación, se unieran a nuestra petición, aquí tenemos el resultado, este blog donde mostrar nuestro apoyo.

Bueno, pues este blog y las primeras firmas recogidas en pocos días (sobre el millar), no han hecho que el Colegio atienda a nuestra solicitud, han servido para que el Presidente y el Secretario de la Asociación, dimitan de sus cargos.

A todos con los que he tratado este tema, les explico lo mismo. Solamente queremos que cesen las calumnias que tan gratuitamente se difunden sobre Noval. Este es el motivo de la firmas y apoyos, él y su familia merecen ser respetados.

Como podéis comprender, después de tantos años juntos podría deciros muchas cosas sobre su carácter. Pero si leéis este blog y los comentarios en las firmas que le apoyan, comprobaréis que la mayoría de las opiniones provienen de alumnos que le han tratado más recientemente. Su conducta sigue siendo la misma, lo que me congratula. Pero puedo añadir una situación curiosa y no muy lejana en el tiempo, que se opone con ese comunicado del Colegio. Hacia finales de mayo, me encontraba en una tienda de deportes recogiendo unas camisetas. Mientras me atendían, tres mujeres se interesaban en adquirir una camiseta para regalar. Cuando les preguntaron la talla, indicaron que era para el hijo de Noval, al que conocían en la tienda. Curioso que alguien que abusa, acosa, veja a los alumnos, reciba por parte le los padres regalos.

Para finalizar, por si tienes a bien leerme, quisiera pedirte perdón, aún no te he llamado. Todavía no he encontrado el valor para hablar, no sabría decir las palabras correctas y no me gustaría hacértelo pasar mal. Quizás, al igual que con estas líneas, los días me permitan dirigirme personalmente a ti. Mantengo el recuerdo de nuestro último encuentro. Finales de curso, voy a recoger a mi hijo al Colegio. Mientras espero veo tu figura acercarse y hablamos. Comentamos el final del curso y lo que te que daba por hacer, no me imaginaba lo que pasaría días más tarde; bromeamos con un torneo de nuestro deporte que habíamos tenido recientemente, al que acudiste a vernos, a pesar de ser un sábado por la tarde y televisarse una final de Europa de balonmano. Ese es Noval.

Tu amigo Javi.

Captura de pantalla 2014-08-22 a la(s) 13.59.43

 

Compártelo en tu red social:
  •  
  •  
  •  
  •