Segunda carta al AMPA

Os presentamos una nueva carta enviada a la Asociación de Madres y Padres (AMPA) vía email, motivada por el comunicado enviado a los padres por parte de la asociación y la ausencia de respuestas a nuestra primera carta.

Att: D. Francisco Bercial García
Presidente de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio Corazón de María de Gijón

Estimado presidente,

La semana pasada (viernes, 12 de septiembre) escribimos una carta a la asociación explicando nuestra disconformidad con el caso del cese de José Ramón Noval, así como de las formas en las que este se produjo. Con esta carta pretendíamos que la asociación trasmitiese nuestra opinión y manifiesto de apoyo a las familias, para que estas pudieran decidir libremente si el profesor merece un voto de confianza.

No hemos recibido acuse de recibo, pero entendemos que de una o otra manera han leído la misma.

Familias que apoyan esta iniciativa nos han hecho llegar el comunicado realizado por la asociación el jueves día 18 de septiembre, en el que declaraban tras una reunión con la dirección del centro:

“La Junta Directiva agradece y considera suficientes las informaciones y aclaraciones que sobre el despido de dicho profesor ha recibido por parte del equipo directivo.

La actitud de la Junta Directiva del AMPA es de respeto. Respeto a la medida adoptada por el Equipo Directivo y la Entidad Titular en relación al despido de un trabajador del Centro y respeto a las acciones que el trabajador pueda adoptar en contra de esas medidas si las considera injustas.

Entendemos que la medida fue adoptada para garantizar los objetivos de velar por la formación y crecimiento personal de los alumnos, que son los auténticos protagonistas de la acción educativa y como tales deben recibir atención y protección de manera prioritaria según lo establecido en la legislación vigente. Al Colegio corresponde cuidar esta formación y crecimiento personal según los valores que para ellos hemos elegido sus familias.”

Esta claro que el “respeto a la medida adoptada” entendido como el acatamiento y el obedecimiento de la misma posiciona a los miembros de la junta directiva a favor de la dirección del Colegio.

Lo que nos sorprende es que realicen este comunicado, sin explicar cuales son las “informaciones y aclaraciones que sobre el despido de dicho profesor ha recibido por parte del Equipo Directivo”. Las familias y todo el mundo quieren saber la verdad y no aceptar lo que les digan sin más, porque este es un caso muy serio que afecta a una persona muy querida por mucha gente.

Le recordamos que el Colegio se negó a dar esas “informaciones y aclaraciones” a los antiguos alumnos, representados a través de la Asociación de Antiguos Alumnos, lo que motivó el cese del presidente y secretario de esta asociación.

Parece que el tema no está claro, ya que al igual que ustedes han salido convencidos, otros no lo han hecho y han dimitido.

Lo mínimo exigible es que aclaren qué les han contado y no den este caso por cerrado explicando a las familias: nos lo han contando, nos lo hemos creído y en consecuencia créannos a nosotros y demos este asunto por concluido. Por supuesto, sin escuchar a la otra parte afectada (sinceramente nos hubiese gustado que antes de emitir este comunicado hubiesen contrastado la información con el profesor), dado que estamos seguros de que no ha sido así.

Se han limitado a actuar con “respeto a las acciones que el trabajador pueda adoptar en contra de esa medida si la considera injusta”. Siendo este respeto, una deferencia sin sentido ya que de no respetar las acciones, por supuesto legales, sin duda se estaría cometiendo una violación de los derechos fundamentales de una persona.

Nos sorprende que la asociación no esté al menos en desacuerdo con las confusas declaraciones del director y la repercusión en los medios y tampoco por la labor de trasmitir nuestro comunicado a las familias, lo que les hemos solicitado en nuestra primera carta. No les estábamos pidiendo un voto de confianza en Noval y mucho menos ahora, tras esta notificación en la que nos queda claro de qué parte están, pero si les pedimos que traten este asunto de forma rigurosa y seria.

Lo que ya no nos parece tolerable es que nos digan que “la medida se ha tomado para dar atención y protección a los alumnos de manera prioritaria según lo establecido en la legislación vigente”.

¿Protección?, ¿contra quién?, ¿qué significa esto?, ¿qué nos quieren decir? Si no quieren dar explicaciones no las den, pero no emitan estos comunicados, de nuevo confusos, que insinúan y no cuentan nada. Declarar esto, para nada es respetar a José Ramón Noval.

Si tienen algo que decir, por favor, cuéntenlo y motívenlo, en caso contrario no dejan de ser habladurías e insinuaciones sin sentido. Sin duda, un comportamiento similar, por no decir idéntico, al “modus operandi” de la actual dirección del centro.

No dejamos de salir de nuestro asombro y no reconocemos para nada el colegio en el que hemos estudiado. Los dos únicos comunicados oficiales conocidos, el de la dirección en los periódicos y el realizado por la asociación, nos dejan totalmente perplejos.

La decepción es latente, y ya que hablamos de respeto, creemos que los firmantes de este manifiesto, al menos se merecen una respuesta a la petición realizada en la anterior carta remitida a la asociación de madres y padres, y no ser ignorados sistemáticamente. A no ser que esta actitud esté acorde con los valores que deseáis que el colegio inculque a vuestros hijos.

Gracias por su atención.

Un cordial saludo,

Gijón, 20 de septiembre de 2014
www.manifiestojrnoval.org

P.D. Rogamos acuse de recibo.

Compártelo en tu red social:
  •  
  •  
  •  
  •